Recupera la función óptima de tu organismo

Cuando se recibe una intervención médica por un proceso oncológico es demasiado habitual que queden secuelas, ya sea derivado del tratamiento de quimioterapia o radioterapia, o por la necesidad de realizar una intervención quirúrgica.

Es relativamente común que tras una intervención quirúrgica, tanto el órgano intervenido como otras partes colindantes queden afectadas y sea necesario realizar una rehabilitación de la función del órgano o de la zona a nivel músculo-esquelético/nervioso.

La Fisioterapia aplicada a la oncología es fundamental para la correcta recuperación de la “normalidad” de la persona, así como prevención frente a los distintos retos que se persentan en un tratamiento oncológico convencional.

Además de tu tratamiento personalizado, también te asesoraré en hábitos saludables como ejercicio, nutrición y otros complementos de ayuda para la gestión física, emocional y mental.

O SI LO PREFIERES:

RESERVA TU ENTREVISTA GRATUITA

Conoce todo lo que este acompañamiento terapéutico puede aportarte a tu caso. Hablaremos tranquilamente para comprender bien tu situación y valorar qué servicios son los que mejor se adaptan a tu proceso,